miércoles, 1 de febrero de 2012

Mis niñas...

Apenas llevo año y medio en el mundo de las dos ruedas y ya he podido degustar 3 monturas distintas: una 125 que se me quedó pequeña el mismo día que la saqué del concesionario, una 250 que fué un auténtico capricho y una 650 con la que planeo hacer muchíiiiisimos kilómetros

Apenas año y medio y camino a los 20000 kilómetros, tengo claro que cada kilómetro, cada curva, cada frenada, cada repostaje, cada vez que me subo en la moto la sensación es la misma: libertad, felicidad, pasión,... No puedo vivir sin las dos ruedas!!!



Mi primera moto, una 125cc de marchas que conducía con el carnet de coche y que fué la culpable de que me haya vuelto un apasionado por las motos...



El capricho, una 250cc de importación, una auténtica joya muy dificil de encontrar fuera de Japón y que tuve el placer de conducirla durante algo más de 10000 kilómetros...



La de verdad, una 650cc con la que llegar hasta el fin del mundo... :)