lunes, 23 de abril de 2012

25000 kilómetros

1900 kilómetros para llegar desde Barcelona al
Cabo de San Vicente en Portugal
Este fin de semana, casi sin darme cuenta, he hecho mis primeros 25000 kilómetros en moto!!!

Fué en Junio de 2010 cuando saqué del concesionario mi Honda CBF 125 y hacía mis primeros kilómetros como motero. Sabía que no me estaba comprando la moto solo para ir al trabajo, quería ser un motero, quería salir cada fin de semana de ruta, quería hacer grandes viajes en moto como los de esas crónicas que no paraba de leer por internet. Estaba totalmente obsesionado con las dos ruedas!!

Con la única experiencia de ir en bici, me planté un viernes por la tarde, en pleno paseo san Juan de Barcelona, con mi reluciente CBF blanca. Que decir que para salir del concesionario me costó la vida... se me caló como 5 veces, dando acelerones sin soltar el embrague... ufff que mal lo pasé y, al mismo tiempo, como disfruté. Sin rumbo alguno, iba circulando poco a poco haciéndome a eso de cambiar de marcha, embragar, acelerar, etc... poco a poco, cuando ya más o menos sabía lo que tenía entre manos, empecé a dirigirme a una gasolinera para llenar el depósito.

Ese mismo día, seguí haciendo kilómetros por la ciudad y las rondas hasta un total de 63 kilómetros :) Era solo el principio!!!

Por desgracia, desde esas fechas he tenido dos "paradas" que han evitado seguir sumando kilómetros: cuando me robaron la CBF (estuve varios meses hasta que me saqué el carnet y pude empezar a rodar con la Hornet 250) y este invierno que, por falta de dinero, no tenía equipación suficiente para cojerla con el frío que hacía.

Sé que para algunos, 25000 kilómetros, no es nada y, para otros, es mucho.... para mi es solo el principio! En todos esos kilómetros he tenido la ocasión de rodar con sol, lluvia, niebla, viento, nieve, cansancio, etc... y, toco madera, todavía no me he caído. Aún así, noto que cada vez que estoy encima de la moto aprendo algo nuevo, una nueva sensación, que me anima a seguir hacia delante.

Participar en foros como Moterus, leer las crónicas de gente como Miquel Silvestre, ver documentales como Long Way Round, son mis principales fuentes de inspiración y motivación...

Solo me queda una cosa, seguir sumando destinos, seguir sumando experiencias, seguir sumando vivencias y, sobretodo, seguir sumando kilómetros :)