martes, 5 de junio de 2012

Cerdeña, paraiso motero

El fin de semana pasado hicimos una pequeña escapada de 4 días de trekking a Alghero, en Cerdeña, para desconectar del stress de cada día y para que la espera hasta las vacaciones de agosto no se haga tan larga.

Caminando rumbo Porto Conte

Sabíamos que en la isla había bastante oferta tanto para alquilar coches como motos... pero no está de más caminar de vez en cuando, que sinó el traje de verano no van a entrar ni con calzador, además de que no solo de motos vive el hombre :)


El recorrido que hicimos no fue demasiado largo, unos 30 kilómetros aproximádamente, que fue el trayecto entre Alghero y Capo Caccia, con sus respectivos desvíos para ir a la playa.

Rumbo a Tramariglio

No obstante, en esos 30 kilómetros, me quedó muy claro una cosa: Cerdeña es una isla motera!!! El ir y venir de moteros de toda europa era constante. Alemanes, franceses y holandeses eran quizás los que más se veían, la gran mayoría con grandes ruteras que me ponían los dientes muyyyyy largos. Era un desfile constante de BMW, Suzuki, Honda y un largo etcétera, la gran mayoría con pequeños macutos en el asiento del copiloto, lo que me hacía pensar que se trataba más bien de escapadas cortas de unos pocos días que no de unas largas vacaciones.

Tres moteros dando la vuelta al llegar al Faro de Capo Caccia

Y es que resulta muy tentador que a tan solo un billete de ferry, puedas disfrutar de unas carreteras tan bonitas como las que hay en Cerdeña. Carreteras como por la que fuimos nosotros, desde Alghero hasta Capo Caccia, una preciosa y serpenteante ruta al lado del mar.


Sin duda alguna, tanto Cerdeña como Córsega quedan en mi lista de destinos pendientes, no sé cuando, pero tengo la firme convicción de que rodaré por esas preciosas carreteras... y de que la volveré a liar en la piscina del camping xDD