martes, 6 de noviembre de 2012

Dainese Visoke D-WP

Hasta antes del verano, el único calzado que tenía para ir en moto eran unas Alpinestars S-MX 2. Se trata de una bota baja, extremádamente cómoda, que no te asfixia demasiado el pie y puedes caminar muy bien con ellas. Pero claro, el nivel de protección es relativamente bajo y además no son resistentes al agua.

Una de las muchas veces que voy por Outlet Moto, encontré de oferta unas TCX SS Performance que no pude resistir... Una bota estéticamente muy bonita y además resistente al agua. Si las Alpinestars las podíamos clasificar como calzado Touring, las TCX las tendríamos que clasificar como Sport. Evidentemente no se trataba de una bota racing pero estaba mucho más enfocada a ese aspecto.

Pero me equivoqué! Me dejé llevar por el momento y me las probé demasiado rápido. En ese momento me parecieron cómodas, pero luego resultó que me apretaban. No por ser un número pequeño, sinó por tener un diseño en que no te deja mover casi los dedos de los pies, lo que me resultaba bastante asfixiante.

No obstante, estas botas me las llevé en verano para el viaje que hicimos. Fueron casi 6000 kilómetros que no fueron ni mucho menos una tortura... repito, no se trata de una bota incómoda... solo que los dedos van bastante justos y eso a mi me agobia. Visité sin problemas varias ciudades con ellas puestas, aunque la caña la llevaba abierta para que no me rozara... en cuanto a la resistencia al agua no tuve la ocasión de probarla.

Seguía sin tener una bota que realmente me fuera cómoda, seguía con mi búsqueda de la bota perfecta (y barata).

La búsqueda

Buscaba una bota resistente al agua, que pudiera caminar con ella pero, a todo tiempo, que me ofreciera un mínimo de garantías en caso de caída. El problema es que en el offroad una caída puede ser muy jodida... por lo que las botas que realmente ofrencen una buena protección son auténticos exoesqueletos con los que resulta imposible cualquier otra cosa que no sea ir en moto. En cambio, las botas touring tradiconales son demasiado blandas. Así que tenía que encontrar un híbrido entre unas touring y unas enduro.

No os voy a negar que siempre que se busca algo híbrido acabas por no tener ninguna de las dos cosas... ni conseguiré una bota cómoda ni conseguiré una bota con máxima protección... pero por encima de todo necesitaba un calzado polivalente... ya que tampoco quiero tener una colección de botas mayor de la que ya tengo :)

Entre las candidatas había modelos como las Axo Dart, Hebo Track, Gaerne Adventure y las protagonistas de esta review, las Dainese.

Solo pude probarme las Axo y las Dainese. Las Axo, mucho más rígidas que las Dainese, no me resultaban para nada cómodas... además de que costaban bastante de poner y quitar. En cambio, cuando me probé las Dainese... como un guante!!! Muy muy cómodas... la caña me quedaba a una altura perfecta, me sujetaba a la perfección el gemelo pero sin apretarlo o que me dijera incómodo.

Además, las Dainese estaban de oferta a 140 euros en Motocard, por lo que no me lo pensé dos veces... ya eran mías!


Dainese Visoke D-WP

Las principales características de esta bota es su membrana D-Dry, dos cierres de hebilla en aluminio, velcro para ajustar la parte superior de la caña y, una de las cosas que más me ha gustado, una suela realmente antideslizante...

La prueba de fuego iban a ser cuatro días por la zona del Alto Gállego, en Huesca.

Lo primero que me llama la atención de estas botas, es que la suela no patina nada!! Tiene un agarre buenísimo ya sea en tierra, hierva o lo que sea... lo que me da mucha tranquilidad de cara a resvalones tonto al hacer apoyo en momentos jodidos. La suela me recuerda mucho a una bota de montaña... es dura pero a todo tiempo, al pisar, tiene una ligera esponjosidad que la hace muy cómoda.

La caña es bastante alta. Tiene dos cierres (ajustables micrométricos, como en los patines) para la parte baja y velcro para ajustar la parte más alta de la caña. Son super fáciles tanto de poner como de quitar.

Una vez en marcha, lo primero que me doy cuenta es que tengo que cambiar la forma de cambiar de marcha... acostumbrado a las otras, éstas son mucho más voluminosas y cuesta meterla por debajo de la palanca de cambio... pero al rato ya ni te das cuenta y cambias con total normalidad.

Como se trata de una touring-trail-enduro, la bota es bastante rígida... por lo que solo resultarán cómodas en motos donde la pierna forme un ángulo recto de forma que el tobillo esté recto, algo lógico por otra parte, ya que alguien con una CBR no se va a comprar estas botas!!

Son muy calentitas, no porque sean térmicas ni nada por el estilo... simplemente que al llevar la membrana no pasa el viento tan fácilmente y es más fácil conservar el calor en los pies.

A medida que van pasando los kilómetros cada vez estoy más contento con ellas... son muy muy muy cómodas!! La sensación de llevar muy bien sujeto el pie pero a todo tiempo que no aprente por ningún lado es muy agradable... y, lo más importante, te permite conducir relajado y agusto, que es lo más importante!

La protección que puedan aportar en caso de caida... pues espero no tener que probarlo!! Este fin de semana precísamente sufrí mi primera caída, pero como era por pista, con las maletas (y que iba muy despacio), la bota no tuvo que hacer absolutamente nada...

Como podreis ver, hasta aquí todo es de color de rosa... pero ahora viene la parte menos buena (que tampoco mala!!): la membrana D-Dry que supuestamente las hace resistentes al algua.

De regreso para Barcelona, nos estuvo lloviendo desde Jaca hasta casi casi llegar a Huesca (pasando por Anzánigo). Fué un trayecto de aproximadamente dos horas (íbamos bastante lentos) en que por momentos llovía bastante fuerte.

En ningún momento noté que estuviera entrando agua... pero a medida que llegábamos a Huesca notaba el pie algo frío. Me pareció normal después de haber estado tanto rato bajo la lluvia (la bota estaba fría). Ya de camino a Barcelona por la A2, el pié lo llevaba perfectamente calentito...

Cual fué mi sospresa cuando al llegar a casa y quitarme los calcetines, éstos estaban mojados en la parte de los dedos!! Para ser sudor me parecía demasiado mojado... pero también es cierto que en ningún momento noté esa sensación de que se te está mojando el pie. Puede que fuera un poco de ambas... que no existe ninguna membrana milagrosa y todas, antes o después, acaban filtrando algua...

Quizás me imaginaba que aguantarían más horas sin que me mojaran los calcetines... pero tampoco estoy decepcionado. Puede que el calcetín estuviera mojado... pero el pié lo tenía seco y, en el único momento en que tuve algo de frío... fué suficiente con dar cuatro pasos para volver a tener los pies calentitos.

Que bien le queda el barro... :)

Conclusiones

Estoy muy contento con estas botas y no me arrepiento lo más mínimo en habermelas comprado. Teniendo en cuenta que me han costado 140 euros, son unas botas MUY gustosas, que protejen muy bien y con una resistencia al agua aceptable (calcetín mojado pero no chorreando).

El precio normal de estas botas creo que ronda los 250 euros... por ese precio sí que es cierto que miraría otras alternativas como las Alpinestars Durban que, además, son GoreTex.

Lo más importante es que yo voy muy agusto con ellas y muy tranquilo sabiendo que llevo el pié bien protegido. Son unas botas que puedo llevar puestas todo el santo día sin tener que parar porque me duele el pié o lo llevo hecho una sopa... unas botas para hacer muchísimos kilómetros. Y son preciosas!!! :)