sábado, 29 de diciembre de 2012

Gopro HERO3 White Edition - Pequeña review y soporte RAM

Después de unos días con la Gopro HERO3 White Edition, ya puedo dar mis primeras impresiones y consejos. La HERO3 White lleva el mismo sensor que la HERO original, el de 5MP. No obstante, en el resto de aspectos se trata de una cámara totalmente nueva... más pequeña, más ligera, una nueva batería, un nuevo procesador para mejorar la calidad y autonomía de la cámara, mejoras en el sistema de sonido y, sobretodo, un módulo Wi-Fi integrado para conectarla con el smartphone o el control remoto que se vende como accesorio.


Uno de los temas más delicados a la hora de grabar videos es la colocación de la cámara. No solo por el plano que se quiera captar, si no porque el lugar donde instalemos la cámara será clave para evitar posibles vibraciones.

En mi caso, he optado por un soporte RAM anclado a las defensas GIVI de la moto. De esta forma, la cámara queda sujeta a la moto y no transmite ni la más mínima vibración. Los soportes RAM, si bien más caros, son la mejor opción sin lugar a dudas para anclar todo tipo de accesorios a la moto, ya sean cámaras, GPS o cualquier otro tipo de dispositivo.


En las defensas, la cámara me ofrece un plano mucho más cercano al asfalto y se puede observar como trabaja la horquilla delantera absorbiendo tanto frenadas como irregularidades del asfalto, una pasada!!


A la hora de grabar un video, la cámara nos ofrece diversas opciones tanto en lo referente a la captura de imágenes como hardware de montaje.

La cámara viene con dos tapas traseras para su carcasa. Una abierta que el propio fabricante recomienda para velocidades inferiores a 100mph y otra totalmente estanca recomendada para velocidades superiores a las 100mph o si hay posibilidad de que la cámara pueda mojarse.

Con la tapa abierta, el sonido que graba la cámara es muy bueno... incluso a velocidades de 130kph se puede escuchar el sonido del motor a la perfección sin escuchar las típicas distorsiones por culpa del viento. En cambio, con la tapa cerrada, el compartimento de la cámara es totalmente estanco... por lo que es lógico que el sonido pierda muchísima calidad...

Si pretendemos dejar el video con su sonido original, es casi obligatorio utilizar la tapa abierta, en cambio, si no nos interesa el sonido del video, mejor utilizar la tapa cerrada para evitar que polvo, agua o cualquier otra cosa pueda estropear la cámara a largo plazo.

En el tema del video, esta cámara nos ofrece los modos 1080p25f, 720p50f y 720p25f (cuando la cámara está configurada para PAL). Las resoluciones de 720p son las que ofrecen el mayor angular de la cámara por lo que es la opción más recomendable a la hora de grabar. En cuanto a la elección de frames, dependerá de lo movido que vaya a ser el video... desde luego que para motos, mucho mejor utilizar el modo de 50 frames por segundo, que nos ofrecerá un video nítido y sin saltos.

En modo 720p a 50 frames por segundo, la cámara es capaz de grabar casi 4 horas y media en una tarjeta de 32GB. Ojo, estamos hablando de la capacidad, ya que la batería no llega a esas 4 horas y media.

Comentar también que, si bien en muchos sitios recomiendan una tarjeta de memoria de clase 10... para la White es más que suficiente una de clase 4, ya que el bitrate de este modelo no es lo suficientemente elevado para justificar el sobreprecio de las otras tarjetas.

En cuanto a la batería, si bien todavía no he realizado una prueba de vaciado completo, estimo que debe rondar las dos horas y media con el wifi activado.

Por último, y como no podía ser de otra forma en una pequeña review... dos videos: un timelapse y un video de noche.

Decir que me ha sorprendido muy grátamente la calidad de la cámara grabando de noche. Si bien se nota que pierde calidad, siguen siendo muy buena y con la imagen perfectamente enfocada. Una cámara que se puede utilizar sin el más mínimo problema en cualquier grabación nocturna. :)



A partir de aquí... la única limitación a la hora de grabar será nuestra propia imaginación :)

ACTUALIZACIÓN: Hoy también he montado la cámara en el casco de Cris con el adhesivo curvo que venía con la cámara. A falta de probarlo más (fue un recorrido por ciudad) el resultado fue un poco contradictorio... Por un lado, el punto de vista desde el casco de Cris es fenomenal, ya que ofrece una panorámica muy buena tanto de conductor como del entorno. El problema es que al ir en el casco, la imagen "marea" mucho... ya que vas constantemente mirando para los lados, los otros coches, etc... aunque habrá que probarlo de nuevo en carretera abierta.