sábado, 12 de enero de 2013

El Ratpenat y los monjes budistas de Olivella

Lo que tienen las navidades, además de comilonas infinitas, es que no te queda mucho tiempo libre para tus hobbies, por lo que el mono de moto era más que considerable. Ya acabadas las fiestas, este fin de semana estaba marcado a fuego en el calendario... MOTO!!!!

No obstante, no tenía ganas de irme demasiado lejos... el día anterior fue largo y esta mañana se me pegaron las sábanas. Por suerte, ayer estuve hablando con un amigo ciclista que me recomendó el Ratpenat, una carretera que está justo al lado de Castelldefels y va hasta Olivella, también había escuchado hablar de un monasterio budista por la zona del Garraf, aunque no le presté demasiada atención y no me fijé donde estaba situado exáctamente.

Con el GPS me había hecho un pequeño track, aunque no tenía la certeza de poder hacerlo... ya que los mapas no te marcan si una pista es transitable o está cerrada a vehículos, pero bueno, eso era lo de menos...

La ruta empieza en la última rotonda de la C31, justo antes de empezar las curvas que van hasta Sitges. A partir de ahí, y en pocos kilómetros, empezamos a ganar altura. Justo antes de adentrarnos en el parque natural, hay unas vistas espectaculares de Castelldefels.


A partir de aquí, nos adentramos en el parque natural del Garraf, dirección Olivella. La carretera es muy estrecha, sinuosa y muy divertida!! El problema es que hay que ir con mucho cuidado, porque hay mucho ciclista por esa zona.


Tal y como me temía, algunos de los puntos que tenía marcado en el GPS no eran transitables... pero a cambio de no poder ir por el camino que pensaba, acabé encontrando el monasterio budista!! Se ve a lo lejos porque es un edificio grande con banderas de colores.


Los monjes budistas de este monasterio pertenecen a la tradición Sakya del budismo tibetano.



El sitio no puede ser más tranquilo... alejado de cualquier carretera principal y en medio del parque, es un punto de una calma apabullante, parece mentira que esté tan cerca de una ciudad como Barcelona.

Esta zona del Garraf es ideal para dejarse perder por sus numerosas carreteras y pistas. Hay multitud de rincones, restaurantes y lugares espectaculares. Hoy desde luego he descubierto uno bastante curioso :)