martes, 5 de marzo de 2013

Prueba del casco HJC CS-MX y gafas Scott Recoil

A medida que me voy adentrando en el mundillo del off-road, hay partes de la equipación que necesitan ser mucho más específicas. Una de esas partes es el casco.


El off-road es un deporte muy exigente, por lo que acabaremos pasando calor e incluso sudando, por mucho frío que haga. Por eso es muy importante tener la máxima ventilación posible. En un casco tradicional, la capacidad de ventilación se reduce a las pocas entradas que pueda tener la estructura del casco, entradas que están pensadas para velocidades altas, pero no para que entre el aire estando quieto.

Es cierto que podemos levantar la visera del caso, pero entonces nos estamos exponiendo a que cualquier objeto (rama, piedrecilla, polvo, etc.) se nos meta en los ojos. Aquí es donde entran en juego las gafas off-road. Las gafas proporcionan la protección necesaria para los ojos y, a todo tiempo, permite que el aire entre dentro del casco. Además, el material de las gafas suele ser mucho más flexible que las viseras de los cascos, por lo que son más resistentes a golpes, ralladas y, en general, a las duras condiciones del campo.

Como siempre, el problema de la equipación especializada, es que resulta mucho más cara que la normal... no obstante, siempre podemos encontrar materiales con buena relación calidad-precio y, sobretodo, aprovechar las grandes ofertas que hacen los numerosos outlets.

En mi caso, he adquirido un casco HJC CS-MX en el outlet Motos Cerpa por 45 euros (solo quedaba esa talla y ese color) y unas gafas Scott Recoil en Motocard por 26 euros (10% de descuento por liquidación). En total, tengo un conjunto por menos de 75 euros. Puede que no lo mejor de lo mejor... Pero es una muy buena relación calidad-precio para empezar.



HJC CS-MX
Se trata de un casco de policarbonato, 1500 gramos de peso, cierre de doble anilla y visera ajustable. Un casco sencillo pero mucho más cómodo de lo que pensaba. No llega a los niveles de mi HJC HQ-1 pero evidentemente tampoco estamos en el mismo rango de precios...

El temido efecto vela de estos cascos es totalmente inexistente, al menos a velocidades normales. Hay que tener en cuenta que es un casco abierto, así que tampoco vamos a pretender ir a 150kmh con él.

A pesar de que se nota algo pesado, después de tres horas por las pistas del Garraf, no notaba molestia alguna... es realmente gustoso y, sobretodo, la marca HJC le sienta como un guante a mi cabeza!! :)


Scott Recoil
Unas gafas muy sencillas, de cristal simple y sin espumas de tecnología NASA... pero que a los cinco minutos de llevarlas puestas te olvidas de que las tienes. Tienen un campo de visión muy bueno y no me molestaron lo más mínimo en todo el trayecto, y eso que yo nunca había llevado gafas de este tipo.

El conjunto ha sido una gran compra... tenía miedo de que al intentar gastarme poco dinero me saliera el tiro por la culata pero, en esta ocasión, he acertado de pleno!! Por último, para circular por carretera hasta una velocidad de 80 km/h no hay el más mínimo problema, entre 80 y 100 kmh la cosa ya empieza a complicarse... pero si el trayecto no es demasiado largo se puede soportar sin problemas. A partir de 100 kmh, el viento y el ruido es totalmente insoportable!!

Seguramente más adelante querré un casco de gama más alta o otras gafas... pero será cuando lleve mucho más kilómetros por lo marrón y tenga unas necesidades mucho más específicas.